J.S. Sansano

books

la doble vida de las hadas santi balmes jssansano

La Doble Vida de las Hadas, por Santi Balmes

Este es el primer libro que leí de Santi Balmes. Conocía su trabajo en el grupo musical Love of Lesbians, tenía cierto apego emocional hacia su forma de escribir las canciones, tan íntima y reveladora al mismo tiempo, de una poderosa sugestión en la invocación de imágenes hermosas ; poética a la par que gamberra. En este libro encontré todo eso y más.

el hambre invisible jssansano

«El Hambre Invisible», por Santi Balmes

Cuando leí este libro en el año de su publicación, y dejó en mí una sensación general, como aletargada en mi subconsciente, de que había leído una maravilla conceptual. Retomé sus páginas con la intención de analizarlo en profundidad.

Antología relatos de terror, jssansano

«Antología de Relatos de Terror», por varios autores

En este libro se reúnen un total de 18 relatos que giran en torno al género de terror. No me atrevería a decir que todas sean historias de terror al uso, este género ha evolucionado mucho, y gran parte de los relatos se acercan más a la intriga con desenlaces macabros. Sin embargo, entre los 18 relatos, hay varios que saben crear esa atmósfera de irrealidad y locura que caracteriza al terror más clásico.

dispersión pepe colubi jssansano

«Dispersión», por Pepe Colubi

Después de varios años, reencontrarme con Pipi en otra etapa de su vida es como salir de cañas con un viejo amigo al que hacía tiempo que no veía. Recuerdo sus manías, sus tocaos. Y me sigue pareciendo gracioso.

el palacio de la luna jssansano

«El Palacio de la Luna», por Paul Auster

Era la primera novela de Paul Auster que leía —un acierto indiscutible como regalo por parte de mi novia—, entrando directamente en el podio de mis autores favoritos; con dos nuevas entregas de su autoría en mi estantería —«La Trilogía de Nueva York» y «Leviatán»—.

balas electrificadas jssansano

Balas Electrificadas

Nunca olvidaremos
que las balas tienen dueños.
Que no vuelan por los aires,
si tú no las provocas.

Que cuando lo hacen,
tienen un buen motivo.
Desgraciadamente,
agarrados del gatillo.

baile de máscaras jssansano

Baile de Máscaras

Sentado en mi pequeña cafetería de siempre, en mi pequeña mesita redonda de costumbre, acompañado de un buen libro y una taza de café amargo, frente a esa pared cubierta de espejos. Igual que siempre, como a mí me gusta. Pero ¿por qué hoy es diferente…?